El jardín del exilio

17 marzo, 2015

La política, el arte y la estrategia

Filed under: Articulos — Iván Bethencourt @ 8:04 pm
Tags: , , ,

Estrategia políticaEmpecemos por decir que en política, la ingenuidad se paga caro.

Ha hecho falta que la podredumbre moral en la que nos hallamos sepultados afectara a nuestros bolsillos para que una parte importante de la población por fin haya decidido salir del estado de crisálida y (enfadada, indignada) saltar a la acción en el tatami político. Se trata de una situación sin precedentes: nunca antes una clase social venida a menos había estado tan bien formada, nunca antes en la coctelera de la historia se había combinado en una proporción tan elevada la exclusión social con un tan alto nivel intelectual.

Sin embargo, la excitación social que emerge de estas clases oprimidas cuando de repente se descubren como sujetos políticos capaces de propiciar un cambio real, al ser conscientes por primera vez en sus vidas de su poder, como si no lo hubieran detentado antes, algo así como si hubieran descubierto la pólvora (de hecho, parten de un desconocimiento cabal de la política, y es que nos hemos permitido el lujo de ignorarla durante demasiado tiempo), a veces propicia comportamientos de cierta candidez que les resta eficacia. Inevitable si, por lo demás, tenemos en cuenta que todo este movimiento que emerge del inconformismo del 15-M está imbuido de cierto romanticismo. Pero, cuidado: el mundo no se arregla solo con romanticismo, antes bien, resulta imprescindible mantener los pies bien plantados sobre la tierra. (more…)

31 enero, 2015

Intentando entender el suceso Charlie Hebdo

Filed under: Articulos — Iván Bethencourt @ 10:41 am
Tags: , , ,

charlie-hebdoLa comodidad es una volición arrolladora a cuyo empuje los animales humanos acabamos sucumbiendo casi sin pensarlo; ya la propia naturaleza se encuentra regida por el principio de esfuerzo mínimo, empezando por la ley física de conservación de la energía. Para qué negarlo, está claro que si nos ofrecen un colchón de plumas difícilmente vamos a rechazarlo. Y no tenemos por qué justificarnos, ¿quién no es un poco sibarita? Sin embargo, el camino más corto no siempre nos conduce al mejor destino, es una lección que tardamos toda una vida en aprender, nos dejamos llevar una y otra vez por los cantos de sirena del cortoplacismo y las explicaciones autocomplacientes. Y así nos va.

En el caso del funesto atentado terrorista a manos de extremistas islámicos contra los dibujantes de la revista francesa Charlie Hebdo, a raíz de sus dibujos satíricos hacia la figura de Mahoma, se concitan sobre el terreno varios elementos de difícil comprensión, así como irreconciliables a veces, ante los que solo caben los más absolutos estupor y desconcierto y la más enérgica de las repulsas. Causa asombro la sangre fría, y hasta la parsimonia, con que se condujeron los terroristas, su total desprecio a la vida, las espantosas y esperpénticas justificaciones teológicas que afirman sustentar sus actos. Entre un hecho de tamaño salvajismo y nuestra capacidad de comprensión se abre de repente un abismo que se antoja insalvable, parece no existir razón suficiente en el mundo que pueda hacerlo inteligible. Y, sin embargo, estamos obligados a considerar a los autores de esa terrible matanza por lo menos tan humanos cuanto nosotros… Lo que, por otro lado, sigue siendo insuficiente para proporcionarnos una respuesta. Recuerdo la expresión de perplejidad de mi sobrina, una joven de apenas veinte años, delante del televisor al escuchar la noticia; “me gustaría poder entenderlo”, dijo sumida en un profundo desánimo al tiempo que negaba repetidamente con la cabeza. (more…)

7 enero, 2015

La inmortalidad en tiempos modernos

Filed under: Articulos — Iván Bethencourt @ 9:53 am
Tags: , ,

imagesA veces me pongo a contemplar el ajetreo de la vida cotidiana, esa especie de locura colectiva en la que nos encontramos inmersos, y nunca deja de impresionarme. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos libramos una lucha sin cuartel, no nos concedemos ni a nosotros ni a los demás un minuto de tregua. No hay tiempo que perder, debemos echar mano de nuestro fusil nada más sonar el despertador y lanzarnos al fragor de la batalla sin ninguna piedad. ¡Sangre, sangre, sangre!, parece clamar el mundo enloquecido y fuera de sí en un grito aterrador.

Continúo reflexionando y llego a la conclusión de que los seres humanos por lo general cometemos en nuestro día a día un error muy básico, en verdad el más elemental de todos: nos comportamos como si fuéramos a vivir eternamente. Esto se refleja de forma clara en el hecho de que hasta nuestro sistema económico esté diseñado para crecer eternamente, como si los recursos del planeta fueran ilimitados, como si las poblaciones pudieran crecer de forma continuada y, asimismo, la productividad, la acumulación de capital o el consumo; hasta el infinito y más allá.

Absolutamente absorbidos en este ritmo trepidante e irracional que ha pasado a impregnar todos los aspectos de nuestra existencia, resulta casi inevitable que la aspiración por excelencia de una civilización basada en tales principios acabe derivando hacia la búsqueda de la mejor salud imaginable como su bien más preciado, y ya por último, como culminación, de la vida eterna. Un afán semejante quizás no pasara de una quimera hasta no hace mucho, de modo que tradicionalmente se intentara canalizar su realización en el Reino de los Cielos, pero la ciencia, que avanza en la comprensión de la realidad a pasos agigantados, nos acerca este umbral a un tiro de piedra. Probablemente las próximas generaciones sean testigo de estos hechos que ahora nos parecen más propios del reino de la ficción. (more…)

25 noviembre, 2014

La poética de la guerra y la lucha de clases

Filed under: Articulos — Iván Bethencourt @ 5:01 pm
Tags: , ,

Communist%20symbol,%20sickle%20and%20hammer%20wallpaper%204Nunca he simpatizado con el marxismo, ni siquiera en mi juventud, cuando se supone que la rebeldía propia de la edad y los postulados revolucionarios de esta doctrina política se combinan para seducir a las masas estudiantiles en una especie de atracción fatal que muchos dan por sentada (y que al parecer, defienden los más cínicos, se cura con la amarga dosis de realidad que nos reparte la vida más adelante). Es gracioso, porque, además, siempre he hecho parte de la clase trabajadora, ya desde la adolescencia. Vamos, puedo decir sin ningún cargo de conciencia aquello de “he trabajado como un cabrón”, me han explotado como han querido. Pero, no, ni aún así me he hecho marxista. Tampoco se trata de un asunto ideológico, de esos apriorísticos, o de puro posicionamiento político. Hoy me doy cuenta de que mi rechazo se debe a una cuestión filosófica de base: no puedo compartir la concepción de la naturaleza humana que rezuman sus principios.

Sucede que, en el fondo, y a mi juicio, el marxismo se asemeja demasiado al capitalismo en algunos aspectos, más de lo que muchos estarían dispuestos a admitir. Sin ir más lejos, ambas ideologías comparten esa terrible visión que identifica el mundo con un escenario de batalla donde los humanos se sacan los ojos mutuamente en el enfermizo afán de hacer prevalecer una supuesta condición social, al modo de las alimañas. Opino que somos algo más que eso. Hemos de serlo. (more…)

24 octubre, 2014

La ciencia: un extraño que pocos querrían como amigo

Filed under: Articulos — Iván Bethencourt @ 2:51 pm
Tags: , , ,

Método científicoEl ser humano es por definición un animal mitológico, una fabricante inveterado de historias fantásticas que, en el fondo, no son sino la proyección de nuestros miedos, esperanzas e incertidumbres adornados con un poco de poesía, esa pizca de locura e irracionalidad que posiblemente sea lo mejor que tenemos. No es del todo verdad eso de que los mitos quedaron aparcados en la oscuridad de los tiempos y que ahora, en esta época de esplendor tecnológico, más bien nos dejamos guiar por los designios de la ciencia. Qué va. La parte racional de nuestro cerebro apenas posee relevancia en el devenir de nuestras vidas, el grueso de nosotros está conformado por una intrincada salsa de emociones e instintos; es ahí donde mojamos el pan todos los días. Y que siga siendo así. Que sigamos siendo humanos, por favor. Pero… a ver si no tanto.

No podemos evitarlo. Te metes en Internet y te das de bruces con todo tipo de bulos, falsas teorías, fotos y vídeos trucados o sacados de contexto, así como con cantidades ingentes de datos manipulados o erróneos. Internet es un 99,99% de pornografía y mentira. Luego están las tertulias, proliferan con esto de la crisis y de que todos queremos dar nuestra opinión. Más de lo mismo: mitología para dar y vender. Por decirlo de algún modo, no se puede ser más humano… (more…)

25 septiembre, 2014

Los jóvenes de hoy, una generación acorralada

Filed under: Articulos — Iván Bethencourt @ 11:54 am
Tags: , , ,

nini3Despotricar acerca de las nuevas generaciones, de cómo ya no hacen las cosas igual que antes, de su falta de iniciativa o de respeto debe ser tan antiguo como la vida en comunidad, desde nuestros primeros ancestros. Se sabe que hasta Sócrates se quejaba de los jóvenes de su época. En definitiva, el choque generacional se ha producido y seguirá produciéndose siempre, es inherente a la condición humana. Haríamos bien en acostumbrarnos. Si bien, con un importante matiz: los avances tecnológicos, cada vez en mayor número y producidos cada vez a mayor velocidad, propician importantes cambios sociales que amplifican de manera significativa este conflicto intergeneracional. A esto también hay que acostumbrarse, se trata de un cambio de paradigma crucial en la historia de la cultura humana.

A la generación actual se le ha reprochado multitud de cosas, me parece que habrá que decir algo en su favor. Porque, a pesar de cuanto podamos echarles en cara, lo cierto es que entre todos hemos erigido un mundo abiertamente hostil a los jóvenes, no hemos sido capaces de construir nada a su alrededor que les haga sentirse bienvenidos. Más bien los hemos puesto entre la espada y la pared.

Empezamos por que el sistema productivo actual no deja casi margen de tiempo para que las parejas puedan siquiera desear tener hijos. El mensaje no es que los niños sean una fuente de alegría, una experiencia que nos puede completar como seres humanos. No. El mensaje es que son un estorbo. Un estorbo, casi siempre, a nuestras aspiraciones profesionales, sobre todo en lo que a la mujer se refiere. Es una pena que la sociedad de consumo actual otorgue más importancia a trabajar en una tienda, en un despacho o en una fábrica que a criar un niño. Es una muestra más de lo enfermo que está este mundo. Como si una persona no tuviera toda la vida por delante para trabajar cuando fuera necesario. (more…)

22 septiembre, 2014

Lo público, lo privado y lo confidencial (2)

Filed under: Articulos — Iván Bethencourt @ 11:45 am
Tags: , ,

Iván Bethencourt:

38-proteger-privacidad-en-linea-internet-516x3401El gran drama de la sociedad actual es la creencia generalizada en que nunca hemos disfrutado de mayor parcela de libertad como en los tiempos presentes. Craso error. Nunca hemos estado más controlados que ahora, nunca en la historia nuestra intimidad ha sido violada de forma tan sistemática y flagrante. El control que ejercen los gobiernos y las empresas sobre nosotros a través de Internet no lo hubiera imaginado ni el propio George Orwell. Pero lo peor de todo es que tales cosas se sustancian con nuestro consentimiento… La mayor parte de las veces a causa de un total desconocimiento del verdadero alcance que poseen estas prácticas y cómo repercuten en nuestras vidas. Pero, no teman. Existen soluciones (una de ellas consiste en cambiar nuestros hábitos a la hora de navegar por la red).

No pierdan detalle de este fabuloso artículo escrito por mi amigo Gato (así quiere él que se le conozca en la selva virtual).

Originalmente publicado en El Gato con Linux:

La publicidad, la todo poderosa publicidad. Miles de millones invertidos en ella y su uso, pero por encima de todo su abuso nos han llevado a esta situación absurda. Alguna vez leía, creo que en Muy Linux (no recuerdo bien) que el articulista se quejaba de que no se quería ver la publicidad. Para colmo hablaba de algo que me pareció hilarante: La publicidad deseada.

Pero que ridículo. ¡No existe tal cosa! Por el contrario SIEMPRE es algo impuesto, es por ello que los vendedores nos inundan con sus anuncios, saben de antemano que tan pronto como los comenzamos a ver les damos next. Sin embargo si son repetidos hasta la saciedad llegará el momento en que los hayamos visto, absorbido y retenido completos. Nuestro cerebro es tan maravilloso, que sin importar en cuantas pequeñas fracciones y en que orden los percibimos, terminará por acomodar todo en…

Ver original 1.497 palabras más

3 septiembre, 2014

“Sobre el fenómeno de los trabajos de mierda”, por David Graeber

Filed under: Uncategorized — Iván Bethencourt @ 3:11 pm

Iván Bethencourt:

Nada mejor para ahondar en los temas que se tratan en este blog que la brillante luz del antropólogo económico David Graeber, cuyos libros son más que recomendables. El siguiente artículo ha sido extraído del blog Coopera y vencerás. Léanlo con mucha atención.

Originalmente publicado en coopera y vencerás:

[Traducción del artículo original On the Phenomenon of Bullshit Jobs, escrito por David Graeber.]

Bullshit JobsBullshit Jobs!, por John Riordan.

En el año 1930, John Maynard Keynes predijo que, para finales de siglo, la tecnología habría avanzado lo suficiente como para que países como Gran Bretaña o los Estados Unidos hubieran conseguido una semana laboral de 15 horas. Hay muchas razones para creer que estaba en lo cierto. En términos tecnológicos, somos muy capaces de ello. Y sin embargo no ocurrió. En lugar de eso la tecnología ha sido dirigida, en el mejor de los casos, a descubrir formas de hacernos trabajar más a todos. Para lograr esto han tenido que ser creados empleos que son, de hecho, inútiles. Gran cantidad de personas, en Europa y Norteamérica en particular, pasan toda su vida laboral desempeñando tareas que creen que, en el fondo, realmente no es necesario llevar a…

Ver original 2.013 palabras más

16 agosto, 2014

El cinismo nuestro de cada día

Filed under: Articulos — Iván Bethencourt @ 7:33 pm
Tags: , ,

risa forzada bLa mejor forma de definir el cinismo, como actitud moral, es equiparándolo a la obscenidad y la falta absoluta de vergüenza, sobre todo en la esfera pública. Concretamente se aplica a la hora de mentir, engañar y negar la más cruda evidencia con esa cara de no haber roto un plato, fingiendo sorpresa, estupor y hasta la más afectada indignación. En un mundo donde la verdad es destripada, cosida y recosida hasta quedar irreconocible, donde quienes la sostienen, a pesar de todo y casi contra toda lógica (la del sistema), se arriesgan a ser acusados de enemigos, terroristas, perroflautas o a acabar delante de un juez, el cinismo se ha convertido en el paisaje de fondo que envuelve la realidad mediática con la que nos bombardean a diario, hasta dejarnos atontados. Ya ni sentimos ni padecemos.

Este profundo aturdimiento en el que nos hayamos sumidos, como si nos hubieran noqueado de un puñetazo (¿y no ha sido eso, literalmente?), es lo único que explica que nadie haya matado de un tiro al presidente del gobierno español después de su última comparecencia ante los medios de comunicación, hace poco más de una semana, en el acto que antecedía sus vacaciones estivales. También hay que reconocer el mérito de los guionistas que le asesoran, esos que se inventan la realidad en los despachos y luego nos la echan encima con purpurina a través de su extensa red de medios de comunicación afines. Sus mentiras han alcanzado un grado de elaboración y fantasía dignos de los cuentos de Walt Disney.

Vino a vendernos lo bien que se recupera España, la increíble cantidad de empleo que se está creando y lo estupendamente que nos va a ir a todos en el futuro. El acto, con un Rajoy sonriente como pocas veces, contenía un mensaje subliminal de crucial y estudiada importancia mediática: se pretendía escenificar de forma oficial, con una ristra de datos estadísticos positivos recién salidos del horno (la mayoría trucados o incompletos), el tan esperado final de la crisis económica. (more…)

5 agosto, 2014

La renta básica universal, una idea absurda… o no tanto

red-renta-basica-600x300Existen pocas cosas en una sociedad que más reproches morales suscite que la llamada “sopa boba”: no hacer nada y que encima te paguen por ello, claro está, a costa del esfuerzo de los demás. ¿Quién no querría tal cosa para sí? Hombre, todo el mundo, si bien estaríamos de acuerdo en que si la mayoría hiciéramos lo mismo reventaríamos el sistema, sería insostenible. Pero entonces llegan unos señores, vamos, unos “perro flautas”, y de repente se ponen a arengar acerca de que todo hijo de vecino, por la sola condición de ciudadano que lleva estampada en el carné, debería recibir una renta fija pagada por el estado. Así, por la puta cara, sin realizar contraprestación alguna. Dicha propuesta, como es lógico, ha levantado toda una ola de críticas en su contra. Resulta obvio que esta gente está loca, a ver, a quién se le ocurre… Seguramente hablamos de cuatro gatos marxistas bolivarianos cuyas aspiraciones en la vida se cifran en el parasitismo más degradante y de la peor calaña.

Sin embargo, luego empiezas a darle vueltas a las cosas y poco a poco descubres que no se trata de una idea tan descabellada como pensabas, y que incluso tiene su lógica. Y más aún: que seguramente estamos abocados, si no a implantarla en un futuro próximo, al menos a considerarla muy seriamente.

Lo que ocurre es que el concepto de renta básica universal es como un tren que choca de frente con esa moral atávica del esfuerzo que se nos ha inculcado generación tras generación, grabada ya a hierro y fuego en nuestro subconsciente e incluso en los genes. Se trata de uno de esos principios cuya raigambre penetra hasta el tuétano medular de nuestra civilización y sin el cual casi no podríamos siquiera explicarnos a nosotros mismos. El trabajo, el esfuerzo, el ahorro y… cómo no, el consumo. Es como una blasfemia, un jarro de agua fría en todos los morros. (more…)

Página siguiente »

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 187 seguidores