El jardín del exilio

3 octubre, 2011

El final del camino

Filed under: Articulos — Iván Bethencourt @ 3:26 pm

Hemos vivido pensando que podíamos crecer indefinidamente, que podíamos endeudarnos indefinidamente, que podíamos aumentar nuestro consumo de recursos naturales indefinidamente. A poco que hubiéramos reflexionado, habríamos caído en la cuenta de la falacia que encierran estas ideas, pero hemos preferido mirar hacia otro lado. Todos nosotros, sin excepción.

Algunos siguen creyendo que la resolución de esta crisis pasa necesariamente por dilucidar por fin cuál de los dos modelos de la economía clásica acaba imponiéndose: si el keynesianismo o el neoliberalismo de Hayek. Es un error garrafal.

Como es lógico, ambas defienden fórmulas distintas para superar la crisis económica. Para resumir, el keynesianismo ha sido adoptado por la socialdemocracia y el neoliberalismo, por la derecha democrática. El keynesianismo aboga por un papel fuerte del estado en general, y mayormente en épocas de crisis, en las cuales el estado debe aumentar considerablemente el gasto público para fomentar el empleo y el consumo. El neoliberalismo aboga por un estado austero y por reforzar la capacidad económica de los individuos haciendo con que éstos paguen la menor cantidad de impuestos posíbles, principalmente las empresas, que, según los defensores de esta doctrina, son el motor de la economía y las responsables directas de la creación de riqueza; esto redunda en que en épocas de cirisis el estado debe gastar aún menos y apretarse el cinturón, justo lo contrario de lo que pretenden los keynesianos.

Es inútil decantarse a priori por cualquiera de estas corrientes económicas; como todo en la vida, cada una tiene sus pros y sus contras. Las políticas keynesianas llevadas a extremos han conducido a estados gigantescos imposibles de financiar, con un número demasiado alto de funcionarios, de empresas públicas, de subsidios de desempleo y, en definitiva, de gasto público de todo tipo que lo único que consigue es ahogar la iniciativa privada. Por otra parte, los excesos llevados a cabo por las políticas neoliberales han conducido a estados que, en su mayor parte, han incrementado su riqueza, en lo que a producto interior bruto se refiere, pero a costa de abandonar a su suerte a las capas sociales más desfavorecidas, fomentando una separación cada vez más radical entre ricos y pobres y un aumento de las tensiones sociales.

Sin embargo, ambas doctrinas siguen ignorando lo más obvio. En realidad, tanto keynesianos como neoliberales se basan en el mismo principio: aumentar el gasto para aumentar el consumo y así generar empleo. La diferencia está en que los primeros creen que ese incremento lo debe realizar el estado, mientras que los segundos, que deben ser los propios individuos. Al principio de la crisis, la mayor parte de los estados se inclinaron hacia las políticas keynesianas; aumentaron el gasto público con la esperanza de reactivar la economía. El resultado ha sido que han empeorado la situación, puesto que ahora soportan más deuda que antes. Sin embargo, a continuación se da un golpe de timón y empiezan a aplicarse agresivas polítcas neoliberales basadas en drásticos —a veces, salvajes— recortes del gasto público, incluso sacrificando prestaciones tan necesarias como la sanidad o la educación. Tampoco están resultando. Ni van a resultar. Una vez más, ambas políticas presuponen un aumento en el consumo, pero, lo que es en los países desarrollados, ¿hay margen para que aumente en la proporción que se necesita para cubirir el déficit presupuestario? Evidentemente, no. Ya no volveremos a consumir al mismo ritmo que antes, por ende, ya no volveremos a crear la riqueza de antes.

Pero, sobre todo, lo que pocos conocen es que para crear riqueza, primero hay que generar deuda. Y para pagar esa deuda, hay que generar una deuda aún mayor, y así sucesivamente. Mientras el consumo aumente de forma exponencial, como ha venido sucediendo hasta la fecha, esta fórmula puede mantenerse en el tiempo. Pero, ¿qué ocurre cuando generamos deuda y ya no crecemos al mismo ritmo? ¡Pues que aumenta la deuda por encima de nuestra capacidad de generar riqueza! Y eso es lo que está ocurriendo.

Démonos cuenta de que la deuda actual de los estados, Grecia incluida, no es tan exorbitante como quieren hacernos creer. El problema es que los estados desarrollados ya no pueden seguir creciendo como lo hacían antes, la capacidad de consumo de sus ciudadanos ha alcanzado cierto grado de saturación. Es decir, el modelo económico basado en la deuda/consumo ha llegado a su tope en muchos países. Ya no vale el keynesianismo ni el neolibralismo. Olvidémonos de ello. Urge encontrar un nuevo modelo económico antes de que colapse el actual. Y, créame, colapsará a menos que seamos capaces de implementar nuevas soluciones, más racionales, responsables e innovadoras.

Todo ello implicará reinventarnos como sociedad, muchos más cambios de los que somos capaces ahora mismo de imaginar. Piénselo bien, porque no sólo tendremos todos que arrimar el hombro. Tendremos que apretarnos el culo muy mucho.

9 comentarios »

  1. Saludos y buenos deseos para el camino, amigo Iván.

    Comentario por Tino Prieto — 3 octubre, 2011 @ 5:05 pm | Responder

  2. Mucha suerte y gracias por compartir esto com todos nosotros. Mariano desde Curitiba – Brasil

    Comentario por Mariano — 4 octubre, 2011 @ 1:05 am | Responder

  3. Hola Iván. ¡ Qué buen que te haz decidido hacer el blog ! Así tendrás más lectores y opiniones. Un saludo y hasta luego.

    Comentario por Eligio Monzón — 4 octubre, 2011 @ 10:34 am | Responder

  4. Definitivamente escribir se te da mejor que el padel,suerte en esta nueva andadura.

    Comentario por Braulio Oscar — 4 octubre, 2011 @ 2:35 pm | Responder

  5. Querido Iván,

    gracias por compartir tus reflexiones y dejarnos entrar en parte de tu universo.

    Cualquier cambio implica transformación y movimiento, compromiso e implicación, y la mayoria de las veces progresión y crecimiento. Indiscutiblemente hemos de cambiar como sociedad y apostar para que esa transformación nos lleve a ser mejores.

    Suerte con esta nueva travesía.

    ¡Felices vacaciones a los dos!

    Un saludo de vuestra amiga de Reus.
    Belén

    Comentario por Belén Brota — 4 octubre, 2011 @ 9:35 pm | Responder

  6. Hola Ivis, qué malo que haya gente que piensa un poco como tú, seguro que Rajoy y Zapatero no le gusta nada de lo que has dicho y saldremos de la crisis pasado mañana. La idea es bien clara y ya lo hemos hablado otras veces.Ya no hay lideres politicos.Para salir de todo esto como bien dices hay que reinventarnos,Me ha gustado esa palabra y tambien renunciar a algunas(demasiadas) cosas que no necesitamos ya que todos estos años hemos andado por el mundo un tanto vacios por dentro.Un besazo y un saludo a todos los lectores

    Comentario por Carlos — 5 octubre, 2011 @ 6:28 am | Responder

  7. Gracias Iván. De esta manera entras en la blogosfera y nos abres la puerta de tu universo. Una gran muestra de generosidad. Gracias. Llamaré frecuentemente.

    Comentario por Ricardo — 6 octubre, 2011 @ 2:48 pm | Responder

  8. Como sigas así, siendo tan certero amigo Iván, tendrás que montar una consultoría. El tiempo y las actuales circunstancias te dan la razón. Hay que cambiar el modelo. La campaña electoral te confirmará en tus posiciones y las mías. El PP pretende de nuevo fagocitar más suelo y dar de nuevo rienda suelta a la especulación inmobiliaria y a la flexibilización laboral. La consigna es crear empleo. Soria ha declarado urbanizable todo el archipiélago – acordémonos de Veneguera-. Depredar la Tierra. Esa es la solución. CRECER. Un saúdo.

    Comentario por Ricardo — 8 noviembre, 2011 @ 10:05 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: