El jardín del exilio

16 octubre, 2011

Vivir sin poesía

Filed under: Articulos — Iván Bethencourt @ 9:50 pm

No me lo digas: a ti tampoco te gusta la poesía. No importa, le ocurre al 99,99% de la gente. Pero deja que te explique: decir que no te gusta la poesía es tan absurdo como afirmar que no crees en el amor (hay quien así lo manifiesta)… Porque resulta que el amor… está en todas partes, NADA sería posible sin él. ¿Creer en el amor? Amigos, por favor, no digamos bobadas, es demasiado evidente. Pero ¿y la poesía? Me temo que tienes metido en la cabeza unos cuantos prejuicios. Es posible que no te guste la forma que tiene un determinado artista de expresar su poesía, a través de un poema, por ejemplo… Pero la poesía, como el amor, impregna el universo, hay que estar muy ciego para no verlo.

Ahora bien, miremos a nuestro alrededor; vivimos en un mundo donde la poesía ha sido desterrada. Vamos por la vida como autómatas, grises, impersonales, siempre con prisas, raramente nos detenemos a contemplar un amanecer o un atardecer, la belleza de las personas o de nuestro mundo interior… Amigos, queridos amigos: necesitamos urgentemente de la poesía. Y tú te seguirás preguntando: pero, al fin y al cabo, ¿qué es la poesía? Ya lo dijo Béquer —poesía eres tú—, con eso basta, pero si lo prefieres podemos hacer un ejercicio de imaginación.

Supongamos que eres un indígena que nunca ha tenido contacto con la civilización. Por algún motivo, te has alejado más que de costumbre de tu aldea y, sin saber cómo, has ido a parar a un claro en la selva. De repente, no puedes dar crédito a tus sentidos; delante de tus ojos aparece lo que, sin lugar a dudas, es la cosa más extraordinaria que hayas visto jamás. Se trata de un aeroplano, pero tú no tienes elementos de juicio para entender lo que es, te has quedado de una pieza. Las sorpresas, sin embargo, no terminan ahí. Observas aproximarse a unos individuos trajeados con unas vestimentas del todo notables y, lo que te deja absolutamente atónito y al borde del desmayo, ¡se suben al interior de la cosa y salen volando! Vaya, vaya. Sales corriendo hacia tu aldea como alma que lleva el diablo ardiendo en deseos de contarle a los demás lo que has presenciado. Armas un gran alboroto, convocas a la tribu en peso para que escuche tu experiencia; pero, una vez rodeado de la expectación de todos, descubres que te sucede algo insólito: ¡las palabras no te salen! ¿En qué términos podrías expresarte? Luego de realizar un esfuerzo mental encomiable, logras componer el siguiente relato:

Más allá de las montañas

el ave de los dioses construyó un gran nido en la tierra,

es un ave tan grande como diez chozas,

con piel de agua reluciente como un pez,

y que vuela en los brazos de los rayos del sol

trinando con una poderosa voz de trueno;

es un ave hermosa, blanca como las nubes del cielo,

en su cabeza lleva a los dioses supremos hacia su morada

en lo alto del cielo,

y a veces bajan montados en el ave mágica

para observar a los hombres

y ver si las ofrendas que les hacen son buenas y generosas.

La poesía surge de forma espontánea cuando intentamos comunicar ciertas experiencias para las cuales el lenguaje cotidiano se muestra demasiado burdo. Es el lenguaje de las emociones, de lo profundo que hay en nosotros, un intento sincero por explicar lo inexplicable, de establecer una comunicación más plena y auténtica… Es en estas circunstancias cuando necesitamos echar mano de la metáfora, buscar nuevos términos y nuevos significados, buscar el apoyo de la música o de la pintura. Y es que sin poesía la vida se convierte en algo monótono y carente de sentido, una mera lucha por la supervivencia o por acumular cada vez más cosas inútiles…

Amigos, queridos amigos, ¿qué hay de la belleza? ¿Nos hemos olvidado acaso de ella? ¿Qué mundo es este que estamos construyendo?

Por favor, por favor, por favor… No vuelvas a decir que no te gusta la poesía.

4 comentarios »

  1. Bom é ver que o amigo fez com que tempo passasse, mais você meu amigo Iván, manteve sua essência, sua sutileza com o uso das palavras, ainda me recordo dos trabalhos do Colégio quando você dissertava com um grande conhecimento, e um imensurável vocabulário!
    Tenha um bom dia,e um ótimo final de semana, um abraço!

    Es bueno ver que su amigo ha hecho tiempo para ir, más que a mi amigo Ivan, mantiene su esencia, su sutileza con el uso de palabras, todavía recuerdo el trabajo de la universidad cuando estaba hablando con un gran conocimiento y un lenguaje incomprensible!
    Tenga un buen día y un gran fin de semana, un abrazo!

    Comentario por Alcelaciel Ferreira — 20 octubre, 2011 @ 7:38 pm | Responder

  2. Obrigado, Shel, você sim é grande!

    Comentario por Iván Bethencourt — 20 octubre, 2011 @ 7:44 pm | Responder

  3. Me ha gustado mucho el artículo y la verdad es que hasta un tipo duro como yo he tirado mano de la poesia alguna vez y la verdad es que me he sentido que he podido como bien dices explicar cosas que de otra manera con lenguaje más cotidiano sería muy difícil. Besos y hasta pronto¡¡

    Comentario por Carlos — 28 octubre, 2011 @ 9:40 pm | Responder

  4. Bravo, muy bien dicho

    Comentario por jorge — 24 mayo, 2016 @ 7:33 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: