El jardín del exilio

21 septiembre, 2013

Hacia adelante

Filed under: Articulos — Iván Bethencourt @ 10:42 am
Tags: , , ,

Niña en globoLos seres humanos, en general, somos animales bastante predecibles. Acudimos a la historia y vemos cómo una y otra vez cometemos los mismos errores (el infierno tiene que ser un lugar muy aburrido), será la razón por la que el marketing funciona tan bien. Nos tienen cogido el tranquillo, como se suele decir, resulta muy fácil manipularnos (a casi todos). Uno de mis errores históricos favoritos es esa muestra de papanatismo tan común y ramplante que pretende identificar la época de cada quién como el no va más, el punto culminante y de máximo desarrollo de la civilización.

No, no aprendemos. Uno de los últimos grandes intentos por establecer el culmen de una época lo protagonizó el renombrado pero poco acertado pensador estadounidense de origen japonés Francis Fukuyama, en su libro El fin de la historia y el último hombre. El título lo dice todo. Su tesis es que el capitalismo basado en el liberalismo democrático ya no puede ser superado por ninguna otra forma de organización política o económica. Sí, amigos, según él, habría llegado el fin de la historia, el fin de la incansable búsqueda humana por encontrar la justicia y la igualdad, porque, no se lo pierdan, ambas cosas ya las tenemos entre nosotros a raudales y en su máximo esplendor. ¿Qué más podríamos desear? Más allá del capitalismo liberal, nos cuenta Fukuyama, no hay nada ni puede idearse nada mejor… Francamente, nunca dejan de sorprenderme la tacañería con que solemos abordar las cuestiones concernientes al ser humano, lo pequeño de nuestras aspiraciones, nuestra ceguera y nuestro eterno conformismo de manada. Ay ay.

Como respuesta a nuestro ilustre Fukuyama no se me ocurre nada mejor que transcribir un párrafo de Factotum, novela del controvertido escritor Charles Bukowski:
¿Como diablos puede un ser humano disfrutar que un reloj de alarma lo despierte a las 5:30 a.m para brincar de la cama, sentarse en el excusado, bañarse y cepillarse los dientes y cabello y encima luchar con el tráfico para llegar a un lugar en donde usted, esencialmente, hace montañas de dinero para alguien más, y encima si le preguntan, debe mostrarse agradecido por tener la oportunidad de hacer eso?

No pretendo hacer una crítica frontal del capitalismo, al fin y al cabo es el sistema económico que liberó a los siervos de las cadenas de sus señores feudales, también de muchas otras tiranías, y que nos ha permitido un nivel de desarrollo como no hubiéramos soñado nunca. Pero, ¿fin de la historia? ¿El que una persona se vea obligada a vender su fuerza de trabajo y sus conocimientos al mejor postor, siendo que ha de rebajar sucesivamente sus expectativas cuando alguien ofrece lo mismo por menos, puede considerarse como el mejor modo de ejercer la libertad? Lo sé, vendrán los reaccionarios, aquellos que son incapaces de creer que las cosas puedan mejorarse, y me contestarán: “¿Entonces qué propones? ¿El comunismo? ¿La anarquía? Entérate: ¡las utopías han muerto!” Son los mismos de siempre, una y otra vez, los mismos que se muestran incapaces de aprender las lecciones de la historia.

No soy profeta, ni pretendo serlo, pero de una cosa sí que estoy seguro: el tiempo acaba por desautorizarnos a todos. Dentro de algunos siglos, si aún seguimos por aquí, se verá por el retrovisor al capitalismo liberal con parecida óptica a como vemos hoy en día el sistema feudal; las generaciones del futuro no podrán evitar sonreírse de la inocente pretensión de las sociedades avanzadas de finales del XX e inicios del XXI de considerarse “libres”.

No porque haya que atacar la propiedad privada o expoliar a los ricos de sus posesiones “legítimas” o asaltar las fábricas con el fin de “liberar” los medios productivos de las garras de los capitalistas. No, amigos. El fin del capitalismo llegará (está llegando ya) porque están surgiendo fórmulas de reparto de la riqueza más eficaces que la propiedad privada tal y como la venimos reconociendo, como el compartimiento libre basado en las redes P2P (insisto una y otra vez en ello). Tan sólo significará el fin de una pequeña historia.

Porque, al contrario de lo que desearían algunos, y sobre todo a pesar de ellos, el espíritu humano evoluciona. No obstante sus múltiples y reiterados errores, aunque sólo sea después de su enésima caída. Pero se mueve, que diría Galileo.

7 comentarios »

  1. Quizá BITCOIN sea una parte de la respuesta a todo esto.

    Comentario por Admin — 21 septiembre, 2013 @ 11:48 am | Responder

    • Es una de las muchas posibilidades que se están abriendo ahora mismo. Bitcoin es un fenómeno muy interesante.

      Comentario por Iván Bethencourt — 21 septiembre, 2013 @ 5:07 pm | Responder

  2. Me quedo con lo de que “el capitalismo liberó a los siervos de las cadenas de sus señores feudales y que nos ha permitido un nivel de desarrollo como no hubiéramos soñado nunca”. Ahora bien, una vez quitadas las cadenas, nos queda matar a los señores feudales (ellos siguen ahí). Sé que eso ya lo hicieron los comunistas, y el tiro salió por la culata y mató al siervo, pero……… ¡ lo siento Iván…, me he quedado sin argumentos!… (pido perdón).

    Comentario por lore — 21 septiembre, 2013 @ 9:41 pm | Responder

    • Según un antiguo precepto del Tao, luchar contra tu enemigo puede hacer que te conviertas en él… Eso es un poco lo que les pasó a los capitalistas y, por cierto, a los comunistas que tomaron el poder en Rusia y en China.

      Comentario por Iván Bethencourt — 22 septiembre, 2013 @ 7:32 am | Responder

      • No creo que el capitalismo haya liberado a los siervos de las cadenas. Más bien las ha sustituido por ataduras de otra índole.
        Ojalá me equivoque, pero mucho me temo que, a pesar de que son sistemas magníficos y de demostrada eficacia, cualquier mecanismo P2P que empiece a triunfar será boicoteado inmediatamente por los que ostentan el poder económico. Veréis qué pronto se cargan BitCoin, del mismo modo que lo están intentando con las redes ed2k y Torrent.
        Buen artículo en un buen blog. Anoto tus libros en la lista de “must” (por cierto, ya hablaremos del formato PDF…)

        Comentario por Thoronaug — 2 enero, 2014 @ 5:13 pm

      • Estimado @Thoronaug:
        Me gusta ver las cosas en perspectiva. Así, a los que suelen equiparar los lazos de dependencia que se desprenden del capital con los derivados del vasallaje en la Edad Media, les respondo que a ambas situaciones las separa un hecho crucial. En la actualidad tenemos a nuestro alcance herramientas para emanciparnos, contamos con información y estructura suficientes para organizarnos y llevar a cabo muchas iniciativas de relevancia política. En la Edad Media, obviamente, no. La cuestión a analizar, según creo, es por qué a pesar de todo elegimos seguir siendo esclavos. Quizá porque hemos sucumbido ante un poder que nos domina de una forma sutilísima, con unas estrategias que nos hace pensar que sus mandatos nacen de nuestras propias decisiones libres…

        Lo de las redes P2P y otros tipos de redes colaborativas que están surgiendo espontáneamente en Internet constituyen, a mi juicio, un cambio de paradigma profundo, y no sólo en las formas de relacionarse entre los individuos. Va mucho más allá. Pone sobre la mesa nuevos conceptos con los que interpretar la realidad y hasta a los propios individuos. Se trata de un cambio radical, de un auténtico punto de inflexión. Como es lógico, muchos intentarán contrarrestarlo. Pero no podrán tener éxito. Por lo menos no a largo plazo. Lástima que la vida humana sea tan corta y no estemos aquí para ver en qué va a fructificar todo esto.

        Por otro lado, gracias por tus generosas críticas. Ya me contarás acerca del formato PDF.

        Comentario por Iván Bethencourt — 2 enero, 2014 @ 9:09 pm

  3. ME HA GUSTADO MUCH EL ARTICULO. LA FALTA DE AMBICION POR MEJORAR LO ESTABLECIDO ES TOTAL EN TERMINOS GENERALES. EL “ESTO ES LO QUE HAY Y HAY QUE ESTAR AGRADECIDOS ME MATA DIA A DIA”.
    YO CREO QUE LOS DIFERENTES SISTEMAS ECONOMICOS QUE HAN HABIDO Y QUE HABRAN NO SON EL PROBLEMA. TENDRAN SUS LAGUNAS Y SERAN MEJORABLES, PERO DONDE ESTE UN S ER HUMANO EGOISTA Y CANIBAL MOVIENDO LOS HILOS, NO HABRA UN SISTEMA CLARAMENTE MEJOR QUE EL QUE TENEMOS.
    PARA MI, CUALQUIER SISTEMA QUE NO HAGA PESAR A LOS CIUDADANOS Y ESTE CARENTE DE VALORES HUMANOS NUNCA NOS HARA LIBRES NI REPARTIRA LAS RIQUEZAS DE FORMA EQUITATIVA. UTOPIA??

    Comentario por CACO — 28 septiembre, 2013 @ 5:55 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: