El jardín del exilio

1 enero, 2016

Festejar la vida

Filed under: Articulos — Iván Bethencourt @ 11:30 am
Tags: , ,

fin-año-viena

Vuelvo a casa de madrugada después de haber bailado y cantado todo lo que pude durante la fiesta de Fin de Año. Me acuesto, pero no tengo sueño, se me ha metido en el cuerpo una sensación de indignación de la que no puedo desprenderme.

Una cena especial de Noche Vieja como mandan los cánones, con buena comida y bebida. Alegría, ganas de divertirse y de pasarlo bien junto a los seres queridos. Bailamos, cantamos, reímos; los pequeños, los mayores; el espíritu es de fiesta. Se acercan las campanadas, con regocijo nos preparamos para recibir el nuevo año; las uvas, los abrazos, los buenos deseos, más motivos para la fiesta. ¿Qué nos falta? ¡Ah, sí, los fuegos! Abrimos las ventanas de par en par dispuestos a contemplar el espectáculo desde las privilegiadas vistas de las que disfrutamos; queremos ver el cielo iluminado de colores, dejarnos ensordecer por el fragor de las explosiones, embriagarnos con el olor de la pólvora, como si invocáramos a los dioses de la vida para que nos bendigan en un ritual pagano y transgresor. Pero al final nos damos de bruces con una gran decepción: solo dos o tres voladores irrumpen tristes y solitarios en el recién estrenado cielo nocturno del 2016; nos miramos entre nosotros, extrañados, incrédulos. “Es que estamos en crisis”, recuerda alguien, “el ayuntamiento ya no tiene dinero para cosas como estas”.

Es de madrugada y aún tengo los ojos abiertos como platos, fijos en la oscuridad. Frustración. De haber podido, hubiera abierto la ventana y gritado con toda la fuerza de mis pulmones. Esto fue lo que se me vino a la cabeza: un pueblo, una ciudad o un país que es incapaz de festejar la vida por encima de sus vicisitudes merece ser barrido de la historia y no volver a ser recordado. “Es que estamos en crisis”. ¡Qué frase tan triste! Como si la vida no fuera una crisis constante que se equilibra cada día encima de un finísimo alambre al albur de las fuerzas inexorables de la naturaleza. La vida es un milagro. Hoy. Ahora, en este preciso instante. Pero, oh, espera, no tenemos nada que festejar; ha aumentado el paro o la deuda pública, el ayuntamiento tiene ahora otras prioridades…

Acuden a mi mente imágenes de pueblos primitivos con apenas posesiones materiales danzando alrededor de una hoguera, pintados y ataviados para la ocasión con gran lujo de detalles, derramando alegría y entusiasmo hasta la extenuación; barrios miserables de Brasil o de la India que se lanzan a las calles sin escatimar en medios, pese a sus innumerables carencias, con una alegría desbordante latiendo en sus pechos, con una voluntad auténtica de celebración y fiesta, en definitiva, ofrendando a la vida misma un grandioso e incondicional acto de amor. Sí, amigos: amor, ¡AMOR!

Y resulta que un ayuntamiento de un país rico como el nuestro no tiene dinero para comprar fuegos artificiales o para engalanar la ciudad de luces y fantasía de arriba abajo. Me entra la risa. Disculpen, anoche de madrugada fui testigo de uno de las mayores actos de vileza que he tenido la oportunidad de presenciar. Si el producto interior bruto se midiera por la riqueza de espíritu, probablemente muchos países tendrían que ser rescatados con urgencia, ya que probablemente están en peor situación que en una emergencia por hambre.

Para terminar: siempre he creído que esta crisis de la que tanto se habla es una gran farsa. Me equivocaba. Ahora sé a ciencia cierta que realmente estamos en crisis. Feliz 2016.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: