El jardín del exilio

3 diciembre, 2016

El odio subyacente

Filed under: Articulos — Iván Bethencourt @ 10:06 am
Tags: , , ,

odioNo existe mayor perversión que aquella que niega la realidad asumiéndola como si ella misma no estuviera siendo negada, dándole una pátina superficial que la camufla de lo contrario. Así pues, cuando el poder que nos subyuga consigue convencernos de que tal poder no existe, de que sus prescripciones son en realidad un ejercicio espontáneo de nuestra libertad, podemos estar seguros de que ha alcanzado el mayor grado de perfección y victoria al que se puede aspirar. En ese momento el individuo queda totalmente aniquilado; es el fin de la existencia como acto sublime de la creación. El cinismo y la mentira han triunfado en toda su plenitud.

En este escenario desolador, el sucedáneo de individuo que cree ser tal se maneja por el mundo convencido de la solidez de una realidad cuya percepción apenas tiene substancia. Este individuo desposeído de sí mismo cree a pies juntillas que es libre, que ha superado el machismo, la xenofobia o el racismo. Cree incluso que su sistema de valores tiene algo que ver con la democracia. La realidad que le han prefabricado y lo envuelve hasta en sus actos más cotidianos e ínfimos así parece confirmárselo. Pero nada de cuanto le circunda y asedia de la mañana a la noche lo ha decidido él, todo le viene dado, es decir: pensado, producido y empaquetado para que pueda consumirlo y sentirse «libre».

Son muchos los que se asombran de la emergencia imparable de los fascismos por todo el mundo, o de la elección en EE.UU. de un personaje como Donald Trump. ¿Cómo es posible? ¿Cómo se explica que un negro le vote a un supremacista blanco, una mujer a un misógino, un extranjero a un xenófobo o un pobre a un multimillonario que se vanagloria de no pagar impuestos? Es de locos. Pero, por otro lado, es una consecuencia bastante previsible. (more…)

Blog de WordPress.com.